Los trabajadores en situación de inactividad se reciclan

El Servicio de Empleo afronta los retos planteados tras el COVID-19 

La formación y el reciclaje de los trabajadores ha sido siempre una herramienta clave para abordar el reto del mantenimiento de los puestos de trabajo y la promoción laboral. 

Ahora más que nunca, tras la crisis del mercado laboral provocada por la pandemia, se hace imprescindible reforzar la adquisición de competencias fundamentales para el empleo (relación social, ritmos de trabajo, organización, gestión del estrés, etc.), así como reciclar y poner en marcha competencias laborales que respondan a las nuevas demandas del mercado laboral, señala Begoña Escobar, Coordinadora del Servicio de Empleo de Down Madrid. 

Estamos viviendo una situación atípica en el Servicio de Empleo y, a día de hoy, todavía el 30% de los trabajadores siguen sin poder ir a trabajar desde hace más de un año por diferentes razones (ERTE, permiso no retribuidoexcedencia, etc.) Muchas de las competencias sociolaborales se pueden ver mermadas cuando se pierden las rutinas diarias del puesto de trabajo.  

El Servicio de Empleo ha tratado de dar respuesta a esta situación a través de la formación de los trabajadores en temas fundamentales para su reciclaje y desarrollo profesional, como el uso de las herramientas digitales más comunes en las empresas, el conocimiento de nuevos sectores profesionales o la readaptación de puestos de trabajo. 

La propuesta dirigida a los trabajadores inactivos se ha centrado en tres áreas fundamentales: competencias socioemocionales, desarrollo de las competencias profesionales y mantenimiento de las competencias cognitivas. Todas ellas dirigidas a retomar rutinas y relaciones a través de la actividad presencial, gestionar la incertidumbre y ajustar las expectativas laborales; al tiempo que se adquieren competencias para el reciclaje y desarrollo profesional.  

“Decidí incorporarme al grupo de Reactivación para retomar mi vida y porque me preocupa mi futuro laboral. Ahora los martes y jueves acudo a 3Olivos y en las sesiones aprendemos sobre las habilidades y relaciones sociales, el trabajo en equipo y la gestión de situaciones complicadas. Nos apoyamos y buscamos soluciones que nos ayudan a mejorar”, ha señalado Diego Villahoz, uno de los participantes en estas formaciones.  

Los alumnos que han querido, han completado su formación con experiencias prácticas en el entorno real de trabajo que les ha ofrecido Down Madrid en sus sedes, a través de la realización de tareas de diferentes perfiles profesionales. 

“La experiencia como apoyo en el comedor del Colegio Carmen Fernández-Miranda está siendo muy positiva. Voy todos los viernes y ayudo en todo lo que me piden: control de patios, montaje de mesas… Lo disfruto mucho porque estoy en contacto con los chavales y me tratan muy bien. Me sube la autoestima y sobre todo me siento muy útil”, ha señalado Hugo Soldado, otro participante en las formaciones. 

Además de la formación presencialse ha puesto en marcha una sesión semanal de formación online impartida por una preparadora laboral para aquellos trabajadores inactivos, que, por diversas razones, no pueden acudir a las sesiones presenciales. 

A pesar de las dificultades, muchas empresas están haciendo un gran esfuerzo por seguir contando con los trabajadores con discapacidad intelectual en sus plantillas. Esperamos que el escenario laboral vaya mejorando a medida que lo hace la crisis sanitaria. 

Deja un comentario