Entrevista Jorge gonzález Envejecimiento y vida adulta

Entrevista a Jorge González, Coordinador de Vida Adulta y Envejecimiento Activo en Radio Nacional

¡Dale al play y escucha la entrevista!

Juntos paso a paso, el programa de Radio Nacional de España entrevista a Jorge González, Coordinador de Envejecimiento Activo de Down Madrid.

Como ocurre con el resto de la población, las personas con discapacidad intelectual cada vez viven más años, afortunadamente su esperanza de vida crece y también logran más calidad de vida cuando son adultos mayores, pero también es necesario adaptar para estas personas algunos recursos con el fin de cubrir sus necesidades concretas en esta etapa. Sobre esto queremos charlar hoy con Jorge González, que es el responsable de Servicio de Vida Adulta y Envejecimiento Activo de Down Madrid. 

Entrevistador: Buenos días, Jorge. 

Jorge González: Hola muy buenos días.

Entrevistador: Sin duda es todo un éxito social que estemos hablando de políticas de envejecimiento activo dirigidas a personas con discapacidad intelectual. La esperanza de vida ha crecido mucho entre estas personas en los últimos años. 

Jorge González: Si efectivamente, en el caso de Síndrome de Down pues como bien decíais al comienzo se ha duplicado su esperanza de vida. Hace 3 décadas su esperanza de vida era en torno a los 30 años y ahora es en torno a los 60. 

Entrevistadora: ¿Y cuáles son las necesidades concretas de este colectivo de mayores? Porque escuchábamos en la presentación que ahora empezaban a surgir estas cuestiones, estas necesidades y ¿cuáles son, en qué se concretan? 

Jorge González: Si, bueno lo que ocurre en el Síndrome de Down es que se produce un envejecimiento prematuro. De tal manera que estamos hablando que a partir de los 45 años se comienza a percibir un declive más o menos importante en función de las personas, pero que sería parecido al que podemos tener las personas sin discapacidad, pues en torno a nuestros 65-70 años. Entonces a partir de los 45-50 años en el Síndrome de Down lo que detectamos es que es importante potenciar una vida con una actividad física diaria, pues para que no vayan perdiendo funcionalidad en el aspecto físico y potenciar también programas de actividades que les permitan a nivel cognitivo pues estar lo más activos posible. Así que yo diría que esa pata junto a la de relaciones sociales, es una etapa en la que igual de forma natural van perdiendo algunos amigos, van quizá teniendo menos posibilidades de participar en actividades y es importante dar apoyo, pues para que esto ocurra en la menor media posible. 

Entrevistador: En el caso de Down Madrid tenéis en marcha un programa denominado “Intervención para una buena vejez”, ¿en qué consiste? 

Jorge González: Bueno en este programa hay varias patas, una es la evaluación y seguimiento. Es muy importante tener datos sobre cómo se está produciendo el envejecimiento de las personas con discapacidad intelectual, en concreto con Síndrome de Down y una de las patas va en la línea de tener una línea base cuando todavía no ha comenzado ese declive, para que así cuando comience pues podamos comparar los datos e ir desarrollando las intervenciones adecuadas a cada persona. Otra pata va encaminada a intervenir, que como decía anteriormente, pues el tema de la actividad física, la potenciación de actividades de carácter cognitivo, de relación social y de participación social, son un poco nuestros pilares. Y luego hay otra tercera pata que va relacionada a la sensibilización a los más jóvenes, pues encaminada a potenciar hábitos de vida saludable que les permita tener una mejor vejez. 

Entrevistadora: Y otro dato interesante es que además de vivir más años, también su participación en la sociedad es cada vez mayor, en torno a un 20% de las personas con discapacidad intelectual trabaja y algunos de ellos ya están cercanos a la jubilación o incluso jubilados, esto ya es un gran hito también. 

Jorge González: Sí efectivamente, conforme han ido pasando los años, ya desde hace más de 20 años, afortunadamente cada vez más las personas con discapacidad intelectual se van incorporando en empresas normalizadas y como llevamos ya algo más de 2 décadas potenciando y apoyando estos empleos, ya empieza a haber gente con edades próximas a la jubilación, incluso ya se están jubilando. 

Entrevistadora: Y en este sentido habéis elaborado una guía para orientar a estas personas y sus familias porque os llegaban dudas en torno a la jubilación ¿qué aparece en esta guía, qué se pueden encontrar? 

Jorge González: En esta guía además de informar de forma clara sobre las diferentes cuestiones que afectan a nuestra jubilación, hace especial hincapié en dos Reales Decretos, que son como unas circunstancias específicas para personas con discapacidad, que les permiten, si reúnen una serie de condiciones, jubilarse de forma anticipada. En uno de los Reales Decretos permitiría jubilarse desde los 52 años, si cumples una serie de requisitos y otro Real Decreto que les permite jubilarse a los 56 años. 

Entrevistador: La estimulación física y de la mente también es esencial para las personas mayores con discapacidad intelectual, ¿verdad?. 

Jorge González: Sí, es una etapa que se produce muchas veces lo que denominamos la doble vulnerabilidad, que además de que la persona con discapacidad comienza un declive, también los padres son mayores y muchas veces las personas que han ejercido como cuidadores principales, pues no tienen tanta energía o tantos recursos como para seguir manteniendo una activación alta, tanto en lo físico como en lo cognitivo. De tal manera que es una etapa, que por estas dos razones es especialmente importante que, desde las organizaciones, pues potenciemos que no dejen de tener esa activación, porque sabemos que ralentiza el posible declive y deterioro y además mejora la calidad de vida. 

Entrevistadora: Y cómo les está afectando la pandemia… son doblemente perjudicados, podríamos decir por la edad y por su discapacidad  

Jorge González: Pues sí efectivamente, bueno yo creo que esta pandemia nos está afectando a todos, pero bien es cierto que a las personas con mayor vulnerabilidad pues les afecta más y en este caso además de la discapacidad intelectual, tienen como bien decías el factor de la edad. Yo creo que al principio de la pandemia quizá fue especialmente difícil, pues porque se podía salir muy poco de casa, porque se pararon de golpe todos los tratamientos y todas las intervenciones que venían teniendo, que son muy positivas para ellos y una vez superados esos primeros meses de confinamiento, sí que aunque con mucha prudencia, al menos sí que detecto que poco a poco, se han ido incorporando a sus intervenciones, a sus tratamientos y aunque no están al 100%, al menos sí que esa activación y participación en sus tratamientos en algunas de las actividades que venían haciendo está siendo positivo para ellos. 

Entrevistadora: ¿Qué medidas habéis tomado en Down Madrid para adaptaros a esta situación? 

Jorge González: Bueno, pues, aunque tenemos una parte de trabajo de tratamiento que está siendo pues en relación a la tele-intervención, sí que en todas estas etapas hemos visto que lo presencial es muy importante, de forma que lo que hemos previsto ha sido el mayor cuidado con grupos muy pocos numerosos, grupos burbuja que no tienen relación con otros grupos y sí que hemos intentado favorecer que todos aquellos que puedan, puedan volver a sus intervenciones de forma presencial. Y las medidas pues las mismas que en otros colectivos, como puede ser el educativo, en el cual grupos burbuja muy poco numerosos, toma de temperatura, lavado de manos, pues intentar no compartir material, intentar ajustarnos lo máximo posible y poner todos los medios para que sí puedan volver a la presencialidad, que en este caso lo consideramos muy importante. 

Entrevistador: Muy bien Jorge González, coordinador del servicio de vida adulta y envejecimiento activo de Down Madrid, pues nada, muchas gracias por atendernos y hasta la próxima ocasión que seguro que la habrá. 

Jorge González: Muy bien, muchas gracias a vosotros. Un fuerte abrazo.  

1 Respuesta

Deja un comentario