Ángel te cuenta cómo contribuye a una sociedad más sostenible

Inicio > Actualidad de Down Madrid > Ángel te cuenta cómo contribuye a una sociedad más sostenible

Formación para el empleo en la economía circular

Ángel Arévalo, participante del Servicio de Empleo de Down Madrid, ha contado su experiencia como alumno de la especialización en Reparación y Reutilización de Dispositivos Electrónicos, en la Jornada ‘Creando valor en la economía circular’ organizada por Plena Inclusión MadridFundación Repsol y el Ayuntamiento de Madrid. La Jornada tiene como objetivo poner en valor la contribución de las entidades sociales y de las personas en situación de vulnerabilidad en la construcción de sociedades más sostenibles e inclusivas.

La jornada ha sido inaugurada por el Delegado de Medio ambiente y Movilidad del Ayuntamiento de Madrid, Borja Carabante y el Viceconsejero de Medio Ambiente y Agricultura de la Comunidad de Madrid, Mariano González, la Directora del Área de Social y Voluntariado de Fundación Repsol, Mar de Andrés y el Director General de Plena Inclusión Madrid, Javier Luengo.

El curso objeto de la ponencia surgió como una iniciativa de Down Madrid dentro del proyecto Creando Valor de Plena Inclusión Madrid y Fundación Repsol, con el objetivo de ofrecer nuevas oportunidades de desarrollo personal y empleo en nuevos sectores relacionados con la Economía Circular. Ángel se formó junto a 11 jóvenes más de los programas de formación postobligatoria y empleo de Down Madrid. 

Ángel ha comenzado su ponencia explicando la importancia y aportación a la economía circular de este curso de especialización en reparación, reacondicionamiento y reutilización. “Se les da una segunda oportunidad a ordenadores, tablets o móviles y sus componentes. De esta manera, se reducen los desperdicios tecnológicos, permitiendo alargar su vida útil”.

Para Ángel, conocer la correcta gestión y reciclaje de los residuos durante todo el proceso es indispensable para contribuir a la sostenibilidad. “Hemos aprendido las 7 Rs: reflexionar, reducir, rediseñar, reutilizar, reparar, reciclar y recuperar; muy importantes para evitar la tendencia del ‘usar y tirar“. 

Gracias a esta formación, tal y como ha expuesto Ángel, los alumnos han aprendido a desmontar un ordenador, identificar sus componentes, utilizar herramientas especializadas, hacer micro- soldaduras e iniciarse en la electrónica. “Todo lo aprendido, lo poníamos en práctica con dispositivos antiguos ya usados”. Ángel reconoce que después de la experiencia, pueden optar a trabajos en los que todavía no hay mucha demanda, “de momento, de los 12 alumnos que han finalizado el curso, 3 han sido contratados y 3 están actualmente en procesos selectivos“.

Ángel, cuya vivencia ha suscitado un gran interés entre los asistentes, ha concluido destacando que ha aprendido a salir de su zona de confort y “a ser más ágil y cuidadoso” y que está deseando poder trabajar en el sector del reacondicionamiento. 

Leave a Reply