¿Cómo tomar decisiones?

10 consejos para enseñar a tomar decisiones

¿Cómo enseñar a tomar decisiones? 

Como familiar de una persona con discapacidad intelectual quieres que sea lo más autónomo posible, pero en el día a día, no es tan fácil dejarle tomar sus propias decisiones porque temes que se equivoque y sufra.

En la sesión de Escuela de Familias ¿Cómo enseñar a tomar decisiones?, más de 50 familias conocieron a fondo el proceso para preparar a sus familiares con discapacidad intelectual para la toma de decisiones y la asunción de responsabilidades.

Paula Martinelli, Directora Técnica de Down Madrid, destacó, entre otras recomendaciones, los Diez pasos para promover la independencia y autodeterminación de Davis, S. y Wehmeyer, M.L.

No te pierdas estos 10 consejos:

1. De la protección a la independencia:

Desde pequeño, tiene que empezar a enfrentarse a riesgos que le posibiliten crecer y madurar, pero puede hacerlo poco a poco. Por ejemplo, para aprender a ir solo en transporte público, no hace falta que la primera vez haga el trayecto completo; puedes proponerle pequeños retos como pasar la tarjeta o saber cuándo se tiene que bajar. Así, irá ganando autonomía paso a paso. 

2. Desde niño tiene que aprender que sus acciones influyen a los demás:

Debes enseñarle que siempre hay una consecuencia. Tiene que saber que si insulta a un compañero, por ejemplo, el compañero se va a enfadar con él; si tira un juguete al suelo, tú se lo vas a quitar…

3. La autoestima y la autoconfianza son factores críticos en el desarrollo de la autodeterminación:

Es importante reconocerle las cosas que hace bien, pero hay que evitar caer en el error de decirle que lo ha hecho bien cuando realmente no ha sido así. Acompáñale en el reconocimiento de sus errores y ayúdale a mejorar.

4. No rehúyas sus preguntas sobre su discapacidad:

Habla con él sobre sus capacidades y dificultades, intentando que conozca y reconozca que necesita apoyo para ciertas cosas. Esta aceptación le preparará para superar las dificultades. 

5. Presta más atención al proceso de lograr metas que al resultado:

Al igual que en el ejemplo del transporte público, no esperes que aprenda un proceso entero la primera vez. Es preferible proponerle ir haciendo el proceso por partes e ir reconociéndole pequeños logros. Así, irá siendo cada vez más independiente.

6. Relacionarse entre iguales:

Es necesario que quede con amigos de su misma edad y que tenga experiencias acordes a cada etapa de su vida. Déjale vivir experiencias tanto positivas como conflictivas, pues enfrentarse a los problemas también le hará más independiente.

7. Establece expectativas realistas pero ambiciosas:

Muchas veces tendemos a pedirle que haga las cosas que ya sabemos que hace bien o que están a su nivel. Pero no podemos quedarnos ahí; tenemos que conocer muy bien qué es lo que puede hacer, para así, ir proponiéndole retos un poco mayores cada vez.

8. No le impongas las cosas, razónaselas y deja que asuma la responsabilidad de sus acciones:

Hazle partícipe en las decisiones y pegúntale por qué y para qué. Procura que vea que tú también reflexionas sobre tus actos. 

9. Aprovecha todas las oportunidades que puedas para que elija:

Dale distintas opciones para que elija, pero sobre todo, respeta sus decisiones. Que sea él quien elija, por ejemplo, con qué personas le gusta estar y valore después si ha sido una decisión acertada o no, y por qué.

10. Dale información positiva y honesta de lo realizado:

Habla con él con sinceridad, intentando que él mismo autoevalúe sus decisiones y sus actos con sensatez. Así tomará conciencia de sus buenas decisiones y de las que puede mejorar. 

 

 

Deja un comentario